{este soy yo}

Mi foto
San Salvador, San Salvador, El Salvador
En algún momento soy diseñador, en otros artista, en algún tiempo soy docente, a veces soy muchas cosas, y me gusta amar lo que hago. A veces sólo existo. Y otras soy yo. Miembro de: Helio Colectivo Creativo, JCI El Salvador, Red Vanguardia, Espacio Migrante, Moby Dick Teatro.

viernes, 25 de febrero de 2011

{Me conocés}

Casi nunca me había imaginado casándome.
Contrario con las niñas, que supongo sueñan con ese día constantemente.
A veces me resulta fácil imaginarme todo un futuro con alguien.
Y a veces, yo lo arruino.
Creo que es más díficil cuando querés compartir un momento,
un sueño.
Y tratás todo lo que está dentro de vos para se logre.
Soy un pendejo.
Lo sé.
Soy un pendejo que sueña.
Lo sé... es peor.
Pero este pendejo sueña con vos.
Este pendejo sueña con decir un día "acepto".
No, cuando te lo dije no era una broma.
No, no estaba borracho, ni influenciado por nadie ni nada.
Si, lo decía en serio.
Si, es un compromiso... ¿O no lo es para vos?
En fin.
¿Debo seguir llamando?
o ¿Creés que las 20 llamadas que me llevan al buzón son suficiente prueba que soy un pendejo que da pena y que perdió el respeto por si mismo?
Los 30 Te amo no fueron suficientes, porque las respuestas con kilos de sarcasmo de tu parte se hicieron presentes.
No.
Sé que no querés que imagine lo que va a venir.
ayudame.
Yo aquí estoy con mi corazón.
Si, listo para amarte.
Pero vos decidís hasta donde llegar.
Igual, soy un monstruo.
¿Pusiste atención a la parte de me queria casar?
Pues... si.
¿y vos?

1 comentario:

Brenda dijo...

Oh por Dios! :O pensé que Sarbelio no creía en el amor. Y eso que hago un esfuerzo enorme por analizarte, tu blog me ayuda mucho a hacerlo. Por otro lado Sarbe, ojitos colochos, no me cabe duda del interés que le pones a lo que haces. Sea trabajo, amistad o este caso amor, así que si me lo están maltratando y su corazoncito está sufriendo es hora de marcar números que esperan tu llamada y decir te amo a personas que quieren escucharlo de ti. El amor no se mendiga, la voluntad no se gana, el orgullo no lo regalan ni la dignidad se compra. Un abrazo